Noticias

Tienes un proyecto que puede cambiar el mundo, pero, ¿ahora qué?

Muchas empresas emergentes fallan por la falta de un correcto asesoramiento jurídico. Ninguna empresa puede fructificar al margen de las leyes, conocerlas y adecuar cada proyecto a la regulación de su sector y constituir legalmente cada sociedad en función de las necesidades empresariales son pilares fundamentales para que una Startup fructifique, y esa protección puede evitar que el proyecto sea copiado o aprovechado por terceros.

Las Startup suelen implicar negocios de un marcado carácter tecnológico, los servicios que prestan y productos que generan tienen un régimen jurídico muy específico y reciente. Por ello es preciso que cada startup consiga un asesoramiento especializado en su tipo de negocio y acorde con todas las necesidades de su proyecto.

Fundamentalmente, son dos los aspectos fundamentales que toda startup debe tener claros: la viabilidad jurídica de su proyecto y la protección íntegra del proyecto y los participantes en el mismo. Con ello, tu proyecto tendrá una sólida base sobre la que empezar a cambiar el mundo.

¿Hablamos?

Leave a Reply