No es bueno esperar a que llegue el conflicto.

Es mejor estar preparados para poder planificar la mejor respuesta